Tuesday, December 16, 2008

Coto de caza

Santiago Segurola (Marca, 16/12/2008)

Protejamos a Messi

Mediado el primer tiempo del partido del Camp Nou, Guardiola se dirigió al árbitro para hacerle una pregunta: "¿Quiere que le cambie? Si usted no hace nada, yo le cambio ahora mismo". Se refería a Messi, por supuesto. El delantero del Barça había recibido un tratamiento de shock. El árbitro amonestó a tres jugadores del Madrid (Sneijer, Drenthe y Sergio Ramos), después de pasar por alto un blitz de Gago y Guti en los primeros momentos del encuentro.

Guardiola pidió amparo al árbitro con razón. Su mejor futbolista no podía jugar. Estaba en el suelo con el tobillo cada vez más inflamado y el susto en el cuerpo. Volvió el recuerdo de otro partido, aquél de Stamford Bridge, en el que Del Horno pateó con vicio a Messi. La grosera actuación del lateral izquierdo significó su expulsión y el final de su carrera en el Chelsea. El árbitro, el fútbol en general, comprendió la necesidad de amparar a los jugadores, y especialmente a aquellos que son objeto de una cacería.

Nadie salió expulsado del último Barça-Real Madrid. Si la búsqueda de Messi no fue metódica, lo pareció. Tres jugadores recibieron tarjeta amarilla, el castigo proporcionado para las faltas que cometieron. Sin embargo, hubo una desproporción enorme entre el precio que pagó el Madrid con las amonestaciones y las consecuencias en el Barça. Messi temió, con razón, por su salud y se sintió frustrado. Consideró que cada jugada era una amenaza latente, Es muy difícil jugar con ese síndrome. No te sientes un futbolista libre, ni amparado, cuando hay barra libre para las patadas.

El efecto fue evidente. Messi participó menos, o lo hizo en posiciones menos aconsejables para el Barça. No se borró, sin embargo. Demostró de nuevo que es un futbolista admirable por su lealtad con el juego, con sus compañeros y con sus adversarios. Lejos de protestar, o de responder a la violencia, o de tirar de la demagogia para convertir el partido en un polvorín, Messi reaccionó con la dignidad y el coraje que le caracteriza. Se levantó, se sacudió el polvo y continúo. Sólo por eso, merece el aprecio de todos. Pero también merece que su honestidad no sea interpretada como una invitación al castigo por parte de sus rivales.

El fútbol no se puede permitir más casos como el de Clemente, Amancio, Schuster o Maradona. Por fortuna, el nivel de protección que encuentran los futbolistas es mayor que nunca, pero conviene que se predique un clima de intolerancia contra los violentos. Tiene que generarse en la prensa, en los árbitros, en los clubes, en la federación, en los entrenadores y en los futbolistas. Coaccionar a gente como Messi a través de la violencia es una deslealtad con el fútbol. Saludar el matonismo es una aberración. No se puede convertir en héroes a los cazadores de tibias.

Labels:

Sunday, December 14, 2008

Equipo menor

Eso fue lo que visito ayer el Nou Camp, un equipo pequeño, un equipo que en el minuto 10 le habia hecho 6 faltas a Messi (2 de ellas de juzgado de guardia...) y cuyo portero comenzo a perder el tiempo en el minuto 15.

Luego, ya pasado el 90, el argentino se desquito con un golazo, dejando al mejor portero del mundo (y cada dia con mas distancia sobre el siguiente) saludando a la grada con los brazos abiertos.



Previamente el salto (y los huevos) de Puyol habia dejado al Dios negro de la guerra el 1-0 en bandeja ante un Madrid que fue a Barcelona a no salir goleado y lo logro. Un Madrid con bajas que defendio como nunca y perdio en el Nou Camp con "la cabeza alta" segun la prensa de la capital. Eso de perder con la cabeza alta, suena a equipo menor, eso de tratar de romper a la estrella rival a hachazos suena mezquino, eso de perder tiempo desde el calentamiento suena a falta de grandeza, eso de que te elimine el Irun de la copa suena jodido, pero si algo tiene el escudo de Chamartin es aguante y capacidad de sacrificio. Bueno y si eso tambien se acaba Calderon saca una prima para los chavales y sino cambiamos al entrenador y sino fichamos a tres tios en enero y a Kaka y Cristiano Ronaldo y Cesc en agosto...
pensandolo bien esto es lo unico que no suena a equipo menor.